El renombrado empresario, Eduardo Eurnekian, sigue expandiéndose, ahora en el sector vitivinícola de la Patagonia Argentina.

La familia Viola desde hace diez años preside la Bodega del Fin del Mundo, habiendo invertido US$ 50 millones, la familia Eurnekian se asoció para, así, poder desarrollar y mejorar los vinos. Al frente del proyecto estará el sobrino nieto del empresario, Matías Gainza Eurnekian, quien actualmente se desempeña como director de Unitec, empresa perteneciente a la Corporación América que tiene, entre sus emprendimientos, un campo de 300 hectáreas en Armenia dedicadas a la producción de Coñac, y en Argentina en la Prov. de Chaco un establecimiento dedicado a la producción de algodón, diversos cereales y ganadería con la mayor superficie bajo riego.

Ampliar la capacidad de la bodega, profundizar el trabajo en el desarrollo de las líneas Premium y llevar los vinos de Bodega Del Fin del Mundo a nuevos destinos internacionales, serán, entre otros, los destinos a donde ira la inversión total.

La provincia Neuquina no es tierra nueva para Eduardo Eurnekian, quien ya estaba instalado en la región a través de Aeropuertos del Neuquén , concesionaria de la terminal aérea de la capital provincial. Respecto al rubro de bebidas alcohólicas, desde hace una década cuenta con emprendimientos vitivinícolas en Armenia y Marruecos.

Anuncios