El grupo japonés Mitsubishi oficializó ayer su incorporación al Consorcio Internacional del Corredor Bioceánico que lidera el grupo Eurnekian a través de la Corporación América, y del que también participan Geodata (Italia), Empresas Navieras (Chile) y Contreras Hermanos (Argentina). Con la presencia de Osamu Sasaki, chief regional Manager de la corporación asiática, se firmó el acuerdo para la construcción del sistema de integración ferroviario que unirá la localidad chilena de Los Ándes con Mendoza, a través de un túnel de baja altura.

En tanto, se inició la segunda etapa del corredor trasandino, que se caracterizará por ampliar los estudios en detalle, correspondientes a las áreas de demanda de mercado, ingeniería, geología y geofísica de la zona. En la primera fase del proyecto –iniciada en 2009– se trabajó en la realización de estudios de pre-factibilidad y ambientales.

“El Corredor Bioceánico Aconcagua será un sistema de integración ferroviario de última tecnología y alta capacidad de carga que unirá los océanos Atlántico y Pacífico, utilizará la infraestructura portuaria, ferroviaria y vial existente, cruzará las principales ciudades y centros productivos y comerciales de Argentina y Chile, cubriendo el 50% de sus poblaciones y un 52% del PBI de esa región” afirmó Hugo Eurnekian, vicepresidente de Corporación América.

El ejecutivo agregó que “su área de influencia llegará también al Mercosur, cubriendo el 70% del PBI de Sudamérica. Y con la incorporación de Mitsubishi, aspiramos a unir también los mercados del Asia Pacífico”.

El proyecto, que incorpora estaciones multimodales en Luján de Cuyo (lado argentino) y Los Andes (lado chileno), con capacidad de transporte de carga que harán pasar de los actuales 7 millones de toneladas anuales a más de 50 millones, requerirá una inversión de 3.000 millones de dólares.