Unico en el mundo, el monumento que se construirá en Buenos Aires rendirá tributo a todas aquellas personas de origen armenio que pusieron en riesgo sus propias vidas para salvar las de cientos de judíos perseguidos por el régimen nazista.
Esta es una iniciativa del empresario argentino Eduardo Eurnekian y la Fundación Raoul  Wallenberg. Para Eurnekian, este homenaje no está dedicado sólo a sus paisanos, sino que se inscribe en el marco de “la recordación, el reconocimiento y la gratitud a todos los que, a riesgo de sus vidas, protegieron a personas perseguidas por sus ideas, su pertenencia a un pueblo, raza o religión y que estuvieron en peligro de ser víctimas de delitos de lesa humanidad”.

Entre los armenios que arriesgaron sus vidas por otros, se encuentra el matrimonio compuesto por Aram y Felicia Taschdjian, que encubrieron a Valentín Skidelsky en su propio hogar. Por otra parte un joven armenio llamado Ara Jeretzian ,en el lapso en el que gobernó el partido cruzado de la flecha en Hungría, utilizó sus conexiones para salvar más de 400 vidas judías y organizó un pequeño hospital en una casa, bajo la protección de la embajada sueca, en el que se atendía a gratuitamente a civiles y soldados húngaros. Cerca de cuarenta médicos judíos con documentos arios eran empleados de la clínica y vivían allí con sus familias. El joven utilizó sus influencias para obtener permisos y documentos falsos cubriendo los costos con su propio dinero.

Anuncios