La experiencia chilena en producción minera ha captado la atención de uno de los principales empresarios de Argentina. Con negocios en los rubros aeroportuarios, energético y retail, entre otros, el presidente de Corporación América, Eduardo Eurnekian, podría sumar inversiones en minería a su portafolio. Y en Chile. “Queremos partir en Chile para luego transferir esa experiencia a la Argentina (…) y hacer nuestra carrera minera en el país”, comenta. “Chile para nosotros es un ejemplo de cómo hay que realizar una explotación minera inteligente, racional, con participación del Estado y el sector privado”.

El empresario, que estuvo esta semana en Chile presentando un libro de cartas entre O’Higgins y San Martín, contó que ha tomado contacto con “empresas australianas y empresas mineras chilenas para adquirir una participación minoritaria”. Y agregó: “Queremos participar de algún consorcio para ir adquiriendo experiencia”. Aunque aclara que está recién teniendo conversaciones, sí asegura que su inversión no iría por el lado de la explotación de cobre. “Ese mineral está suficientemente explotado, y hay otros que han quedado relegados por el desarrollo del cobre, como el molibdeno, entre otros”, enfatiza.

Transporte de energía

El sector energético es otro de los puntos de atracción que Eurnekian visualiza en Chile, donde asegura, sin precisar, que ha participado de algunas licitaciones, “pero, por desgracia, no nos ha ido muy bien”. Ahora, el ejecutivo está enmarcado en lograr no una inversión puntual, sino que un proyecto conjunto de transporte de energía.

En agosto, Eurnekian obtuvo la preadjudicación del proyecto hidroeléctrico Cóndor Cliff-La Barrancosa, en el sur de Argentina, que generará 1.750 MW. El contrato se firmaría la próxima semana, afirma el empresario. “Con este proyecto tendremos la necesidad de transportar la energía hacia el norte, instancia donde podríamos trabajar conjuntamente con Chile”, afirma. Agrega que ya ha sostenido reuniones con el sector privado chileno. “Estamos, manteniendo reuniones. El interés común de generación de energía hace que haya ventajas comparativas que impulsen una unión, considerando que ambos países estamos desarrollando importantes proyectos en la zona sur”.

El ejecutivo apunta a que en un futuro haya un eje troncal de energía que abastezca a cada país. Según Eurnekian, el proyecto podría empezar a ver los primeros avances el próximo año.

El empresario tiene como uno de sus principales negocios la operación aeroportuaria, donde tiene cerca de 43 terminales en distintos países. Entre ellos, Ezeiza, en Buenos Aires, siete terminales en Perú y el primer aeropuerto ecológico en Galápagos.

Eurnekian asegura que le gustaría agregar el terminal de Arturo Merino Benítez de Chile a su portafolio. “Si se abren posibilidades en Chile, sin lugar a dudas estaríamos interesados, deseosos de participar”, destaca.

El empresario participa, además, en el negocio del biocombustible, el retail, a través de la operación de algunos duty free, y en el farmaceútico, con la cadena San Roque en Uruguay.
Licitación de corredor que unirá Chile y Argentina se realizará el próximo año

Eduardo Eurnekian es el impulsor del Corredor Biocéanico Aconcagua, proyecto de un consorcio multinacional privado, formado por Corporación América, Mitsubishi, Empresas Navieras y Geodat, que unirá Mendoza y Los Andes con una vía ferroviaria de 204 kilómetros y un túnel de 52 kilómetros (el tercero más largo del mundo). La iniciativa involucra una inversión de US$ 3.000 millones, conectará ambas ciudades en un plazo de cuatro horas y permitirá transportar 70 millones de toneladas al año.

“Estamos en proceso de terminar los estudios geológicos para poder presentarlos en el mes de marzo”, dice Eurnekian sobre el proyecto. “Todos los tiempos se han cumplido. No estamos atrasados”.

Tras presentar esas conclusiones se estará en condiciones de licitar el proyecto, en el que podrán participar todas las empresas interesadas. Eurnekian cree que todo ese proceso debiera terminar el primer semestre, fecha en la cual el Consorcio Binacional -instancia compuesta por los ministros de Obras Públicas de ambos países- debiera llamar a licitación internacional.

Eurnekian afirma que es difícil precisar cuándo se iniciará la construcción.”Si los ganadores somos nosotros tenemos algunas ventajas, ya que conocemos mejor las condiciones y el proyecto”, dijo.

Anuncios