La firma, que integra Julio Ernesto Gutiérrez Conte junto a la Corporación América, maneja 33 estaciones aéreas en la Argentina, además de otras en Sudamérica, Italia y Armenia. En julio, sus terminales locales recibieron a más de 2.100.000 pasajeros. El aeropuerto como entidad comercial y Ginóbili como imagen.

Suman millones los viajeros que son atendidos cada año por los servicios que presta Aeropuertos Argentina 2000, compañía que en 1998 obtuvo la concesión de 32 estaciones aéreas nacionales y acaba de sumar, hace dos meses, la de Termas de Río Hondo, en la provincia de Santiago del Estero. Solo en julio pasado, las terminales manejadas por la empresa recibieron 2.128.875 pasajeros, con un incremento del 23% respecto de igual mes del año anterior (1.730.593 personas). Más aún: el Aeroparque Metropolitano, una de sus naves insignia, vio incrementarse en un 37,4% el número de usuarios año contra año, al pasar de 545.572 personas en julio de 2011 a 749.555 en idéntico mes de 2012.

Para la empresa, cuyo accionista mayoritario es el holding Corporación América, que preside Eduardo Eurnekian, lejos quedó el tiempo en que los aeropuertos eran proveedores de infraestructura, “Hoy constituyen entidades comerciales y culturales, verdaderos polos de crecimiento económico y social, y motores de las economías locales y regionales”, interpreta. Sobre esa base fundan el desarrollo de la industria aeroportuaria nacional, al que se encuentran abocados. Convertida en una única unidad de negocios, la totalidad de los aeropuertos implicados consigue balancear sus resultados entre las estaciones más transitadas y económicamente rendidoras, y aquellas otras que, aunque no lo son, cumplen un fin social al conectar los destinos más remotos del país.

 

Anuncios