Corporación América, integrada por Ernesto Gutiérrez Conte, recibió el premio “Ingeniero José Luis Delpini” a la estructura notable, correspondiente al bienio 2011-2012, por las obras realizadas en el aeropuerto de Zvarnots, en Armenia. Las particularidades políticas, geográficas, culturales, climáticas y hasta geológicas que convirtieron la obra en un desafío para el equipo argentino fueron apreciadas por los especialistas estructurales más importantes de nuestro país.

La entrega de la distinción se realizó en el marco de la apertura de las 22° Jornadas de Ingeniería Estructural que se desarrollan hasta el viernes 7 de septiembre en el Centro Cultural Borges. El premio fue concedido a la Corporación América y al estudio Fontán Balestra y Asociados, quienes fueron los desarrolladores de la terminal aérea en Armenia.

Estos premios promueven el desarrollo de la ingeniería estructural argentina, destacan los méritos conceptuales de la obra, las innovaciones teóricas y tecnológicas y sus aspectos estéticos y funcionales. Para ser merecedor del premio, el proyecto estructural tiene que haber sido desarrollado básicamente en la Argentina, en tanto que la obra puede estar emplazada en el país o en el extranjero.

En la presente edición, el jurado estuvo integrado por los ingenieros Raúl Husni, de la Asociación de Ingenieros Estructurales; Néstor Guitelman, del Centro Argentino de Ingenieros, y el  arquitecto  Juan Carlos Fervenza, en representación de la Sociedad Central de Arquitectos.

Fundada en 1975, la Asociación de Ingenieros Estructurales (AIE) es una asociación argentina de profesionales dedicados a la ingeniería estructural. Sus principales objetivos son contribuir al desarrollo de la ingeniería,  la dignificación profesional y al mantenimiento de un elevado sentido ético entre los asociados y en todo el desarrollo de la actividad.

El 16 de septiembre de 2011 Corporación América, presidida por Eduardo Eurnekian, inauguró la nueva terminal en Armenia. El aeropuerto, ubicado estratégicamente entre Europa y Oriente, se ha convertido en un HUB de importancia para la región. El grupo invirtió 160 millones de dólares en la construcción de una superficie total de 34.000m2 para operar 3,5 millones de pasajeros al año.

Se desarrolló una nueva terminal de embarque y arribos con más de 19.000m2, espacios comerciales, salas VIP y posiciones remotas de embarque. El aeropuerto cuenta con tecnología antisísmica, control termo-lumínico inteligente y la aplicación de tecnología en seguridad y servicios al pasajero. Esto posiciona a la terminal dentro de los estándares más altos exigidos por las organizaciones aeroportuarias internacionales.

Anuncios