Bodega Del Fin Del Mundo celebró los 10 años de su nacimiento el pasado 10 de mayo en el predio de sus viñedos, en San Patricio del Chañar, Provincia de Neuquén.

La bodega nació en el año 1996, cuando el empresario Julio Viola adquirió el campo de 3.200 hectáreas en San Patricio del Chañar. En 2009,  la familia Eurnekian se asoció en este proyecto, dando el puntapié inicial a su ingreso en el negocio vitivinícola en Argentina.
Esa asociación entre ambas familias significó un proyecto para conquistar nuevos mercados y llevar la riqueza y alta calidad de los vinos patagónicos a todos los rincones del mundo. Éste también se convirtió en el paso inicial para luego expandir las fronteras nacionales y llegar, posteriormente, a Armenia con Armavir Vineyards.

Actualmente Bodega Del Fin Del Mundo, posee 870 ha de viñedos con una capacidad total de 8 millones de litros. Está equipada con 250 tanques de acero inoxidable con control de temperatura para fermentación, 100 piletas de hormigón para conservación, 2500 barricas de roble francés y americano y 6 cubas de roble francés de 6 mil litros con control de temperatura.

Bodega Del Fin Del Mundo comercializa sus vinos en todo el territorio argentino y exporta a 33  destinos. Ha sido galardonada con más de 200 premios obtenidos en los más destacados concursos internacionales, que avalan su calidad. Dentro de su estrategia innovadora, en 2010 inauguró Experiencia Del Fin Del Mundo, un espacio abierto al público en Buenos Aires donde la gastronomía y las actividades giran en torno al vino.

 

Anuncios