“La integración en Sudamérica ya se está produciendo” aseguró el presidente de Corporación América, Eduardo Eurnekian al ratificar la viabilidad de la construcción del Corredor Bioceánico Aconcagua. “Estados Unidos construyó su primer tren transcontinental en 1860, ¿Por qué no podría hacerlo ahora Sudamérica?, se preguntó.

El Financial Times publicó una columna de John Paul Rathbone en la que Eurnekian asegura que “lo más difícil es el financiamiento” de la iniciativa, no la ingeniería.

“El túnel, de una longitud de 52km, unirá e incrementará la cantidad de enlaces de infraestructura planificados para el cruce del continente sudamericano, proyectos que reflejan el cambio en los patrones de comercio de la región del Atlántico al Pacífico” afirma la publicación y recuerda que el consorcio autor del proyecto se integra también con Mitsubishi de Japón, Grupo Empresas Navieras de Chile y Geodata de Francia.

También destaca que de acuerdo a los estudios de factibilidad, en los que Corporación América ha invertido 25 millones de pesos,  se estima que el proyecto podría reducir los costos de transporte entre Córdoba, Argentina y Manzanillo (el puerto mejicano más cercano con conexiones ferroviarias directas con el este de Estados Unidos) de 210 pesos a 177 pesos por tonelada de carga.

El columnista prevé que la iniciativa, que ha avanzado con vaivenes desde hace cinco años, acelerará su ritmo después de la próxima elección presidencial en Chile.

Anuncios